El próximo 7 de enero llegará a su fin el congelamiento de precios de 1400 productos del consumo básico que el Gobierno acordó con los sectores del retail y los proveedores. En ese sentido, el Gobierno trabaja para poner en práctica una extensión de consenso de esa misma medida.

En búsqueda de una renovación del plan, el secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, mantuvo una reunión con supermercados mayoristas, comercios barriales y grandes superficies para avanzar en la implementación de nuevos precios congelados en comercios minoristas y consolidar una "canasta amplia y diversa" para los consumidores. La nueva etapa del programa arrancará a testearse con todos los sectores la próxima semana. 

“Tenemos la voluntad de llegar a un acuerdo, una canasta consensuada, en base a una oferta de productos que contemple una oferta diversa y con precios accesibles”, señalaron fuentes de la Secretaría tras el encuentro.

En la reunión estuvieron presentes Feletti, la subsecretaria de Acciones Para la Defensa de las y los Consumidores, Débora Giorgi, y el subsecretario de Políticas para el Mercado Interno, Antonio Mezmezian.

Por el sector privado participaron representantes de las empresas Micropack, Parodi SRL, Yaguar, Vital, Nini, Maxiconsumo, Diarco y Makro.

Desde la dependencia oficial dijeron que serán “muy estrictos con el cumplimiento del programa + Precios Cuidados, cuya vigencia se extiende hasta el 7 de enero de 2022” dado que “el objetivo es cuidar los ingresos y el esfuerzo de las familias, sobre todo considerando que se acercan las primeras Fiestas que podremos compartir con nuestros seres queridos después de la pandemia ”.

“Los argentinos y las argentinas necesitan previsibilidad y certidumbre, responder a esa necesidad es también un objetivo de esta política del Gobierno”, remarcaron. Además, confirmó que la idea es ahora “empezar a discutir la próxima fase del programa de forma consensuada entre todos los actores, para consolidar una canasta amplia y diversa”.

“Sabemos que la cadena de comercialización es larga y diversa; por lo mismo, instrumentaremos todas las instancias necesarias para escuchar a todos los actores y poder llegar así a un consenso durante los primeros días de enero ”, agregaron las fuentes.

En ese sentido, indica que “estamos trabajando para generar un esquema que permita monitorear el cumplimiento del programa para lograr mayor transparencia y precisión de la información, base del acuerdo y el consenso que queremos lograr”.

Asimismo, señalaron que “es necesario contar con la información necesaria para ir ajustando y modificando la canasta en función de las necesidades que surjan, siempre priorizando el acceso de las y los consumidores a la misma”.

Desde Comercio Interior señalaron también la decisión de relanzar y ampliar el programa Súper Cerca, dándole una fuerte impronta regional, con el ánimo de ampliar la participación del sector de las pymes.

“Hay una preocupación del Gobierno por generar un proceso de ampliación de oferta, incorporar nuevos actores para generar diversidad tanto en la producción como en la comercialización, lo que va a redundar en beneficio de los consumidores”, concluyeron las fuentes.