Cooperativistas, pequeños empresarios y movimientos sociales anunciaron públicamente el pasado 3 de diciembre la puesta en marcha de la Cámara Argentina de Productores de la Economía Popular (Capep), que buscará insertarse en el mercado con iniciativas tendientes a la generación de trabajo genuino y el fortalecimiento de la producción nacional.

En palabras de su presidente, Germán Sartori, la Capep “será una herramienta muy importante para los sectores de la economía popular porque estamos peleando por el derecho a la producción", aseguró en declaraciones al periodista Marcelo Cena de la Agencia Télam.

En ese sentido, añadió que "todo trabajador y trabajadora o grupos de trabajadores que se sientan parte de la Economía Popular pueden ser parte" de la organización, y al mismo tiempo detalló que ese amplio espectro de la economía abarca de seis a siete millones de personas.

Además, Sartori reconoció el “gran respaldo del Gobierno Nacional” y de los sectores públicos y privados que tienen representación en Capep. “Estamos con muy buenas expectativas según las palabras de los funcionarios del Gobierno Nacional, de ponernos codo a codo y trabajar fuerte en todo el país en la generación de trabajo digno”, destacó.

“Vemos un gran compromiso del presidente Alberto Fernández y del Gobierno Nacional en este largo camino, entendiendo también que no somos el único sector económico y político en la Argentina, pero sin dudas que nos sentimos valorados por el presidente de la Nación”, agregó Sartori.

Consultado por la utilidad de la Capep, su titular señaló que se conformó para “Solucionar problemas que existen en todo el país, para poder laburar y producir. Son problemas que no son solo de una unidad productiva o una cooperativa, son problemas generales que se le plantea hoy a la economía popular. Entonces esta Cámara nace para resolver esos problemas, poniendo en agenda el derecho a producir en la Argentina, pero hay asimetrías estructurales que no permiten la economía popular se desarrolle”, sentenció.

En otro orden, Sartori explicó que “toda microempresa, cooperativa, asociación de trabajadores y trabajadoras pueden participar con su producción; también cuentapropistas, el que labura solo. Y los hay de todos los rubros que van desde empresas recuperadas, unidades productivas familiares de alimentos agroecológicos, cooperativas de liberados (ex presos), trabajadores del reciclado o de la cosmética natural”, y resumió: “Cualquiera que se sienta parte de la Economía Popular puede formar parte de esta Cámara, obvio no aceptamos grandes empresas”, concluyó.