La Corte Suprema de Justicia admitió el recurso de per saltum presentado por los jueces Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Germán Castelli, cuyos traslados fueron rechazados por el Senado. Deberán permanecer en el cargo mientras el máximo tribunal analiza la cuestión de fondo, lo que ocurrirá en un mes aproximadamente. 

El fallo llegó después de una presión intensa de sectores de Juntos por el Cambio y los grandes medios de comunicación, que prácticamente obligaron al Tribunal a elegir por esta salida. El fin de semana, militantes macristas se manifestaron en la casa del supremo Ricardo Lorenzetti en Rafaela, Santa Fe. La presidenta del PRO, Patricia Bullrich, no cuestionó el escrache. 

Mientras la Corte define, los tres jueces deberán permanecer en los juzgados donde fueron trasladados por el macrismo a dedo y sin pasar por el Congreso. Ahora, el Senado rechazó esa situación por ilegal. Será la Corte la que deba definir la cuestión de fondo.