Previsible: la Inspección General de Justica (IGJ) rechazó este martes el cambio de denominación de una fundación existente a la cual se intentaba incluir el nombre del ex presidente Mauricio Macri. El propio ex mandatario lo había anunciado con bombos y platillos en redes sociales. Más humo...

El propio exmandatario había anunciado en redes sociales la creación de la Fundación Mauricio Macri, que luego se conoció ya existía y a la que sólo se buscaba hacer un cambio para incluir su nombre.

Según se dio a conocer, el organismo que conduce Ricardo Nissen resolvió "denegar la autorización para reforma del estatuto solicitada para la Fundación", en la cual Macri habría prestado conformidad para la utilización de su nombre.

Se detalla que "el cambio de denominación propuesto no obedece a la consecución del bien común tenido en miras al momento de la constitución de la entidad, sino, por el contrario, se presenta más bien como ligado a la utilización de una estructura jurídica preexistente, para fines personales e individuales".

"Hoy es un día muy especial para mí y todo el equipo que me acompaña porque presentamos la fundación que lleva mi nombre. Desde la nueva Fundación Mauricio Macri nos dedicaremos a trabajar en distintos proyectos e iniciativas, entre ellos, muy especialmente, sobre programas e incentivos para promover en el país una educación de calidad", anuncia a fines de enero Macri en la redes sociales. Luego se conoció que la institución ya existía bajo el designación Fundación Cambiar es Posible para la Promoción y Defensa de la Democracia Republicana, el Desarrollo Económico, la Integración Internacional y la Equidad de Género (CEPLA). Entonces solicitaron el cambio de denominación a Fundación Mauricio Macri.

"Otro hecho que agrega opacidad al funcionamiento de la Fundación, es que en la contestación se omitió acreditar documentalmente las donaciones recibidas y el cumplimiento de las promesas de aportes efectuadas. Sólo se limitó a enumerar una serie de facturas ermititas por las entidad entre el 23 de diciembre de 2020 y el 5 de febrero de este año por 4 millones de pesos", detalla la resolución que se circuló por redes sociales.

El Consejo de Administración decidió reformar el artículo primero del estatuto de la Fundación, con motivo de la modificación parcial del nombre de la entidad. El órgano de administración y gobierno habría considerado conveniente que la fundación pase a denominarse Fundación Mauricio Macri. Si bien la nota de la decisión se comunicó como efectuada el 17 de marzo, la obra es del 13 de mayo. "Se aprecia visiblemente que la firma inserta en ese instrumento no es holográfica, sino que se encuentra fotocopiada, careciendo además de certificación notarial".

La IGJ entienda que "se habría tratado de una reforma estatutaria, y de una designación de autoridades". Los motivos esgrimidos para el cambio de denominación no tiene suficiente entidad, lo que obliga a rechazar la autorización e inscripción solicitadas. "Corresponde también considerar una serie de irregularidades referentes a la convocatoria y a la autorización para la utilización del nombre que aspira aditarse, que habría formulado Mauricio Macri", explica. "Las argumentaciones brindadas por la entidad carecen de solidez necesaria para que el este registro público admita el cambio de denominación", agrega la resolución.