Luego de avalar las clases presenciales en la Ciudad de Buenos Aires y decir que no estaba demostrado el riesgo de contagio, la Corte Suprema de Justicia decretó feria judicial hasta el próximo viernes 28 en virtud de las medidas adoptadas por el Gobierno nacional. Así lo hizo saber a través de una resolución en la tarde del lunes.

Dicha resolución se tomo “a fin de asegurar la protección de la salud a la par de garantizar de forma más eficiente la debida prestación del servicio de justicia”, señaló una resolución del máximo tribunal. Por otra parte, se aclaró que, como contrapartida, se reforzará la atención en el área de Violencia Doméstica, dependiente de la Corte Suprema.

En su acordada, la Corte "exhorta a las distintas autoridades que ejercen la superintendencia, al personal y a todo aquel que deba concurrir a cualquier dependencia de este Poder Judicial a extremar y fortalecer las medidas sanitarias y de prevención de COVID-19", reseñó el portal Política Argentina. Los niños en las aulas y los jueces en sus casas. Muy justo...

Además en su resolución precisa que "la suspensión no afectará el curso de los plazos respecto de aquellos actos que, previa notificación a los interesados, así lo dispusiera el magistrado, funcionario o autoridad competente".

La Corte llama a los tribunales inferiores a "limitar al mínimo posible, durante el mismo período, la atención presencial al público; salvo para las actuaciones procesales en las que resulte indispensable la presencia de los letrados y/o las partes y conforme a lo que al efecto disponga la respectiva autoridad que ejerza la superintendencia".

Establece también que "aquellas autoridades deberán asegurar la mínima asistencia posible de personal a los lugares de trabajo, dando prioridad a la prestación de servicios por medios virtuales o remotos".