Posible caso de corrupción macrista. A casi tres años de la denuncia contra Santiago Bausili por recibir acciones de su ex empleador, el Deutsche Bank, durante el ejercicio de la función pública, el juez Sebastián Casanello resolvió procesarlo sin prisión preventiva y trabarle un embargo por $10 millones.

En 2018, el entonces secretario de Finanzas cobró la suma de 100.000 euros  y otros 180.000 dólares en acciones en concepto de un bono por incentivos correspondientes a 2016 y 2017 en reconocimiento a su trabajo durante los nueve años que trabajó para el banco alemán.

El tema es que Bausili participó como secretario de Finanzas de un proceso de colocación de deuda que benefició a... el Deutsche Bank, que había acabado de darle unos bonos millonarios.  El banco alemán ganó unos 8,4 millones de dólares. No fue el único banco colocador: JP Morgan, Santander, Citi, BBVA y HSBC fueron los otros cinco que cobraron comisiones por hacer la venta primaria de los bonos.

El argumento del funcionario macrista fue insólita: dijo que, a pesar de ser Secretario de Finanzas, su participación fue "nimia" en el proceso de colocación de deuda que le dio jugosas ganancias a su ex empleador. Casanello no le creyó y decidió procesarlo por "negociaciones incompatibles con la función pública".