El contador público de 24 años que regresó de Estados Unidos y contagió coronavirus a 17 personas en la fiesta de 15 años de su prima en el partido bonaerense de Moreno, entre ellas a su propio abuelo que finalmente murió , fue procesado este lunes, aunque sin prisión preventiva, por la Justicia Federal de Morón.

El fallo alcanzó a Eric Luciano Torales Pereyra, a quien el juez Néstor Barral consideró autor del delito de "propagación de enfermedad peligrosa y contagiosa culposa agravada por el resultado enfermedad y muerte", que prevé hasta 5 años de prisión.

El magistrado ordenó además trabar un embargo de 50 millones de pesos sobre los bienes de Torales y dispuso también su inmediata libertad, ya que estaba bajo arresto domiciliario.

Si bien el fiscal del caso, Santiago Marquevich, había acusado al contador de homicidio culposo, para el juez el delito cometido debe encuadrarse en la violación al artículo 203 del Código que rige sobre la pandemia, con el agravante de la muerte de su abuelo y el el de haber enfermado a otras personas.

El hecho que se le atribuye al joven es haber regresado el 13 de marzo pasado de un viaje de los Estados Unidos y haber asistido al día siguiente a la fiesta de 15 años de su prima, pese al decreto presidencial que obligaba a guardar una cuarentena de 14 días a quienes volvían de países de riesgo ante la pandemia del coronavirus.

Fuente: Página 12