El diputado nacional del PRO por San Juan, Eduardo Cáceres, fue procesado por lesiones agravadas por el vínculo, en el marco de una causa por violencia de género que se le inició tras la denuncia de su expareja, también dirigente del PRO, Gimena Martinazzo.

El juez Federico Rodríguez del Cuarto Juzgado Correccional así lo resolvió y según adelantó el propio legislador, el fallo será apelado al tratarse de una resolución de primera instancia. El mismo impone un embargo por 250.000 pesos sobre los bienes del diputado sanjuanino.

Cáceres, quien durante su exposición en el debate del Aporte Solidario defendió "los valores" de Los Pumas, fue denunciado el 25 de noviembre pasado, dos días después de la agresión, y desde ese tiempo hasta hoy se realizó la instrucción que concluyó ayer con el primer dictamen.

Martinazzo presentó entre sus pruebas las capturas de los mensajes que recibía de parte del macrista y también se le sumó el informe psicológico de ambos implicados, además de las pericias del médico legista interviniente.

“No fue al médico legista para que lo revisen, no dio su celular, recusó al fiscal y al último momento ofreció el aparato. Ganó al menos unos diez días, tiempo suficiente para borrar los mensajes comprometedores”, expresó la expareja y reveló que Cáceres no colaboró con la investigación judicial.

El diputado del PRO ahora está de licencia por 60 días tras un pedido que él mismo realizó.

Tras el dictamen del juez, Martinazzo aseguró que "esto “es una pequeña victoria, una alegría” y sostuvo que en el momento que se enteró del procesamiento “Lloré abrazada con mi hija. Teníamos muchas dudas por el poder que este hombre tenía, pero cuando vas con la verdad, no hay manera”. 

Fuente: Data Diario