En el mismo momento en que el presidente Alberto Fernández y gobernadores e intendentes trabajan para definir las actividades que podrán retomarse desde el lunes dependiendo de cuestiones locales y sectoriales, se puede confirmar que hay 10 provincias que lograron resultados optimistas ante el coronavirus en las últimas semanas e, incluso, desde que la pandemia llegó a la Argentina.

Es que a 28 días del comienzo de la cuarentena obligatoria, a días de que se cumpla un mes de aislamiento y en la víspera de una nueva fase de este proceso, se puede afirmar que las medidas preventivas comienzan a mostrar cambios positivos la curva de contagios en la población, tal como expresó el propio Fernández.

En este sentido, y con varios factores a tener en cuenta, son varias las provincias del interior en que esos efectos positivos del asilamiento son más visibles pragmáticamente, diría Charles Peirce: desde hace alrededor de dos semanas, Salta, Jujuy y San Luis no registran nuevos casos positivos de Covid-19; La Pampa, San Juan, Tucumán, Santa Cruz y Santiago del Estero hacen lo propio y no tienen contagiados hace unos 5 días; y aún siguen invictos Catamarca y Formosa, que desde la declaración de la pandemia están libres de coronavirus.

Dos semanas de éxito:

En Jujuy no se registran casos positivos de coronavirus desde hace 16 días. Hasta ahora, solo hubo 5 enfermos confirmados en el territorio, de los cuales tres están recuperados. En tanto, cerca de 1.500 personas personas continúan aisladas y en vigilancia epidemiológica en hoteles. Son los que estuvieron de viaje o fuera de la provincia.

El gobernador radical Gerardo Morales viene llevando adelante una política agresiva para contener la propagación del coronavirus, tanto que hasta quiso escrachar a los habitantes de Jujuy que volvieran de otros distritos y fueran a hacer la cuarentena en su casa.

La idea era "fajar" las casas de personas que pudiera tener Covid-19, aun sin estar confirmada la infección. El mandatario, que suele mostrarse irritado en las entrevistas por las violaciones a la cuarentena, se disculpó porque fue una expresión “exagerada” y “estigmatizante”. También tuvo que dar explicaciones sobre la salida compulsiva de un micro con extranjeros desde Jujuy con papeles que aún generan controversia, lo que le valió las críticas de organismos de derechos humanos

Otra provincia que logró buenos resultados por casi dos semanas es San Luis, donde Alberto Rodríguez Saá celebra el aplanamiento de la curva de contagios y sin casos positivos en los últimos 12 días. El total de contagiados allí es de 11 pacientes. No planean ningún tipo de relajamiento profundo, aunque, por el momento las medidas de flexibilización de la cuarentena permanecen “en estudio”.

El gobierno puntano acondiciona centros de atención para pacientes leves en ex fábricas y ratificó el cierre de las fronteras provinciales con férreos controles, lo que motivó una disputa abierta con las distribuidoras de diarios y revistas nacionales. Además, definió que este año no se realizarán las tradicionales fiestas patronales de Renca y Villa de la Quebrada. Las celebraciones, de carácter religioso, pasarán a la modalidad virtual.

Salta, en tanto, confirmó que desde hace 17 días no contabiliza casos de coronavirus. Ayer se había mal registrado un contagio, pero este viernes se corrigió el dato en el último reporte epidemiológico del Ministerio de Salud. “Tenemos un manto de piedad cubriéndonos, porque si se hace la proyección de la enfermedad a nivel mundial, no te explicas porqué aquí en Salta no hay circulación comunitaria viral”, ilustró el médico Juan José Esteban, director del hospital Del Milagro.

Misiones venía muy bien, pero ayer anotó un nuevo caso confirmado. El gobernador Oscar Herrera Ahuad no había tenido que registrar diagnosticados de Covid-19 en todo abril y se habían descartado infectados en 257 testeos. Pero ayer se registró un enfermo y terminó con esa extensa racha.

En el acumulado, el distrito cuenta solo con cuatro casos positivos y unas 255 personas permanecen bajo aislamiento domiciliario por 14 días.

Ahuad fue uno de los pocos mandatarios que se anticiparon a pedirle al Gobierno la flexibilización de las restricciones, como parte de la etapa de la cuarentena “administrada”. En una nota enviada al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, el gobernador pidió que se habilite la actividad tabacalera, la yerba mate y las industrias papelera y forestal. Además, solicitó que sean consideradas actividades esenciales los corredores inmobiliarios, escribanos, productores de seguros, abogados y profesionales de ciencias económicas.

Son otras cinco las provincias que vienen mostrando buenos resultados en la segunda etapa de la cuarentena, sin casos por hasta una semana. Se trata de La Pampa, que desde hace 7 días no registra nuevos casos de Covid-19, junto a San Juan, Tucumán, Santa Cruz y Santiago del Estero, con 5 jornadas cumplidas sin nuevos contagios. 

Los invictos:

Catamarca y Formosa no registraron ningún caso de coronavirus desde la declaración de la pandemia. Con ese dato en la mano, el gobernador catamarqueño Raúl Jalil ya hizo gestiones con el gobierno nacional para flexibilizar la cuarentena.

“Enviamos a la jefatura de Gabinete un listado y un protocolo de trabajo para exceptuar más actividades, analizando en forma conjunta con el Centro de Operaciones de Emergencia (COE), fuerzas de seguridad y el sector privado. La clave es entender que seguimos en aislamiento y que la posibilidad de contagio sigue latente, por eso incluso con nuevas excepciones debemos extremar todos los cuidados, controles y medidas de prevención”, señaló Jalil.

Por su lado, el formoseño Gildo Insfrán dispuso en la semana algunas medidas de flexibilización, como la excepción del rubro de los call center. Públicamente, no obstante, sigue defendiendo la cuarentena. “El resultado futuro solo se garantizará con el cumplimiento estricto de las medidas sanitarias para el cuidado de cada uno de nosotros, de nuestras familias y, con ello, de toda la comunidad”, sostuvo.

Fuente: Política Argentina