Los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, aplazados por un año debido a la pandemia de coronavirus, comenzaron oficialmente esta mañana con la ceremonia de apertura en el Nuevo Estadio Nacional de la capital japonesa, donde la delegación argentina desfilará con sus abanderados Santiago Lange y Cecilia Carranza.

Desde las 8, hora de nuestro país, se lleva a cabo la inauguración de los JJ.OO. que tantas veces estuvieron por cancelarse, y que tendrán la particularidad de desarrollarse sin espectadores, entre el 23 de julio y el 8 de agosto. La TV Pública, DeporTV y TyC Sports transmitirán uno de los máximos eventos deportivos en el mundo entero.

Lange y Carranza, campeones olímpicos de yachting en Río 2016, portarán la bandera de la delegación argentina, que hasta hoy quedó integrada por 186 deportistas, de los cuales 130 son hombres y 56 son mujeres, con participación en 26 disciplinas. Entre ellos están Los Leones, el único equipo nacional que defiende la histórica medalla de oro conquistada en Río 2016.

La judoca Paula Pareto, bronce en Beijing 2008 y oro en Río 2016 y una de las principales figuras internacionales de los Juegos (porque además es traumatóloga y luchó contra el Covid-19 en el hospital de San Isidro), no asistirá a la apertura ya que es una de las primeras en competir: debutará en las primeras horas del sábado ante la sudafricana Geronay Whitebooi en la categoría hasta 48kg.

El estadio Olímpico, utilizado en Tokio 1964, la primera vez que la capital de Japón organizó los Juegos, fue remodelado y tiene capacidad para 68.000 espectadores, pero sus tribunas apenas serán ocupadas por unos mil invitados VIP, entre los que se encuentran el emperador nipón, Naruhito; la primera dama estadounidense, Jill Biden; y el presidente de Francia, Emmanuel Macron.

Por el estado de emergencia decretado para la capital de Japón ante el aumento de los casos de coronavirus y por miedo a la variante Delta, de rápida propagación, el primer ministro Yoshihide Suga impuso una restricción para que no haya público en eventos hasta el 22 de agosto.

Apenas el 18% de la población japonesa se encuentra vacunada con las dosis necesarias y la mayoría de los habitantes rechaza la realización de los Juegos, según las encuestas que se vienen haciendo desde marzo del 2020, cuando el COI reprogramó la fecha.

Sin embargo, Tokio 2020 ya arrancó con medidas muy estrictas para evitar la propagación de la Covid-19 entre deportistas y delegaciones, como el flujo constante de entradas y salidas en la Villa Olímpica, pruebas PCR obligatorias para todos y transporte especial como parte de la "burbuja". El 85% de los atletas y miembros de las delegaciones fueron vacunados.

Un total de 11.025 atletas de 205 países participarán en Tokio, en 33 deportes (béisbol/softbol, karate, skateboarding, escalada y surf como las novedades) y 339 pruebas que componen el programa deportivo.