El Metrobús de Florencio Varela que inauguró hace tan solo tres semanas el presidente Mauricio Macri junto al minsitro de Transporte Guillermo Dietrich y la gobernadora María Eugenia Vidal terminó abajo del agua. 

A pesar de los "No se inunda más", tras la lluvia de la madrugada del viernes varias zonas de la Ciudad y el Conurbano bonaerense se vieron en problemas para drenar el agua. 

Las imágenes se viralizaron en las redes, y muestran que el agua alcanzó el lugar exacto en donde ambos mandatarios se pararon junto a vecinos para celebrar la nueva obra, que además, ya había sido advertido que podía llegar a inundarse.

Como si esto fuera poco, en la inauguración del 22 de septiembre el presidente había destacado que la obra se había realizado "sin atajos, sin mentiras, sin comportamientos mafiosos, sin que nadie se quiera apropiar de nuestro trabajo. Y que todos juntos pongamos en valor lo que somos como país, como comunidad”.

Fiel al estilo Duran Barba, Macri dijo “para construir el país que queremos tenemos que seguir cambiando, moviéndonos todos juntos porque de eso se trata: la realidad es la que hay que cambiar”. En el mismo tono, advirtió que “no da lo mismo hacer las cosas de base que necesitamos para progresar que no hacerlas”.

En el mismo lugar que hicieron la ignaguracion!!!!! Totalmente lleno de agua.

Publicado por Vecinos Varelenses en Viernes, 11 de octubre de 2019

Esos reparos nacieron desde el interior del municipio que conduce el intendente peronista Andrés Watson y terminaron por hacerse realidad, luego de la lluvia de este viernes.

Así lo señaló el propio Secretario de Obras Públicas de la Comuna, Diego Trejo, lo había adelantado el mismo día de la apertura. “Una obra de semejante magnitud no puede no considerar las obras hidráulicas complementarias”, declaró al portal Cuatro Medios. “Es una obra que está en falta en cuanto a lo hidráulico, y no está solucionando el principal problema de congestión”, insistió. Menos de un mes después, la realidad le dio la razón.