Un hombre fue imputado por la Justicia Federal este viernes luego de haber abordado un ferry de Buquebus con síntomas de coronavirus. El pasajero, de 22 años, había viajado a Europa y luego había sido internado en un hospital de Colonia, Uruguay, de donde escapó.

El joven en cuestión fue identificado como Luca Singerman. El joven era jugador de rugby de URBA, estudió en ORT y es hijo del economista Pablo Singerman, director del Departamento de Ciencias Sociales del CBC, UBA, además de ser profesor de Economía.

Luca Singerman fue sumariado y judicializado, y una vez imputado, además del artículo 205 del Código Penal por violar el aislamiento, la Justicia no descarta aplicarte el 202 que establece “reclusión o prisión efectiva de tres a quince años” por negligencia e imprudencia de no respetar reglamentos y deberes que corresponden a una pandemia, y propagar una enfermedad al no guardar cuarentena.

Si la justicia federal comprueba que mintió, será detenidos de inmediato en el hotel Panamericano, donde se encuentra cumpliendo la cuarentena obligatoria por proceder de una zona de riegos.

La investigación la lleva adelante la fiscal Alejandra Mángano junto con el juez federal Luis Rodríguez quienes ya solicitaron los informes médicos correspondientes a las autoridades sanitarias argentinas.

El alerta fue emitido el jueves por la noche por la oficina de Migraciones de Uruguay, que puso en marcha un operativo conjunto de Prefectura Naval Argentina y Sanidad de Frontera para detener el ferry antes de que comenzara el desembarque.

El mismo indicaba que en el pasaje se encontraba un hombre que se fugó de un centro sanitario de la ciudad de Colonia mientras se lo analizaba como sospechoso de coronavirus y no guardó la cuarentena.

Fuente: Minuto Uno