A 48 hs de que el Senado trate el proyecto de ley para legalizar el aborto, unos seis senadores y senadoras le ponen un manto de indefinición y duda respecto al resultado de la votación final, que se estima, ocurrirá en las primeras horas del miércoles 30.

Según el famoso poroteo, tanto el sector “verde” como el “celeste” estarían cerca de conseguir 32 votos cada uno. Pero en las últimas horas, los que buscan rechazar el proyecto que ya consiguió media sanción en Diputados, se quedaron sin el voto de Menem, que se encuentra internado en un estado de salud reservado. Además, se le suma la baja de Alperovich, otro celeste confeso.

Pero, ¿Quiénes son los que todavía no definen su voto? Se tratan de dos legisladores radicales, dos peronistas y dos de bloques provinciales.

Por el lado de la oposición, la radical entrerriana Stella Maris Olalla –que había votado en contra en 2018-, ahora no define su rechazo públicamente y prefiere mantenerse en silencio el momento de la votación. Con la misma estrategia, el catamarqueño Oscar Casillo, no da señales sobre qué postura tomará. En 2018, había votado afirmativo.

Pero, en las filas oficialistas también hay suspenso. El salteño Sergio Leavy, que hasta ahora había votado en contra, podría abstenerse. Desde Casa Rosada intentan que –en caso de no poder cambiar el voto- los legisladores propios se abstengan. El misma panorama corre para el entrerriano, Edgardo Kueider.

Finalmente, otros dos senadores instalan un escenario de misterio: Alberto Weretilneck y Lucía Crexell, se mantienen indefinidos. Aunque el primero pidió cambios en el proyecto, una señal para posible voto a favor o de abstención.

La pequeña ventaja con la que corren las verdes es que el debate por el aborto se mantuvo prácticamente dos años seguidos en el Congreso de la Nación, pero que al mismo tiempo, en esta oportunidad es el propio Poder Ejecutivo de la mano del presidente Alberto Fernández, el que alienta y promueve la legalización. El último factor determinante para el sector que busca que el aborto legal sea una realidad, es que la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, de seguro vote a favor en caso de un empate en el Senado.

Fuente: Infocielo