Como parte del plan Argentina Contra el Hambre, el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación en conjunto con el municipio de Quilmes, finalizó oficialmente en una semana el reparto de las 17 mil tarjetas alimentarias del Plan Argentina Contra el Hambre.  

“Esta tarjeta viene a reparar lo que se vivió durante estos últimos cuatro años y que hoy se refleja en familias que no tienen garantizado un derecho humano básico que es la alimentación”, enfatizó la intendenta Mayra Mendoza.

El cuadro de alimentación en Quilmes, como en otras comunas del Conurbano bonaerense, es muy delicado, dado se registran índices de 50 por ciento de pobreza y de 10 por ciento de indigencia.

Mayra Mendoza ☀️ on Twitter

La entrega de la Tarjeta Alimentar se realizó en el Polideportivo Municipal, junto a operativos "integrales" con vacunación, controles médicos, firma de libretas sanitarias y consultas pediátricas.

Según informó el portal Diputados Bonaerenses, en los operativos "integrales" se puede realizar trámites de DNI, SAME, PAMI, ANSES, secretaría de Niñez y Desarrollo Social, secretaría de Mujeres y Diversidades y Defensa Civil, entre otras áreas.

Los plásticos de Argentina contra el Hambre también se complementan con el esquema ferias de productos a precios accesibles, donde se puede acceder a panificados, lácteos, frutas, verduras, pescado y productos de almacén.

Mayra Mendoza ☀️ on Twitter

A nivel provincial, el plan lanzado por el ministro Daniel Arroyo y puesto en marcha por el Consejo Federal de Políticas Sociales, que preside Victoria Tolosa Paz, pretende entregar 560 tarjetas alimentarias.

Implica una inversión de $2.800 millones que se vuelcan a las economías locales, generando un impacto inmediato en la región y dando alimentos por $4.000 a beneficiarios con un solo hijo y $6.000 para quienes tengan más de dos.

Del total de los plásticos que se pretende repartir, 350.000 irán destinadas al Conurbano bonaerense y 210.000 al interior de la provincia, alcanzando a cerca de millón de chicos.