A horas de la mañana de este miércoles, el ministro de Salud de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Fernán Quirós, brindó una conferencia de prensa en la cual defendió la entrega de vacunas contra el coronavirus a obras sociales privadas.

Para el alto funcionario porteño, la entrega de dosís a centros de salud privados obedece a "una cuestión de equidad".

En sus argumentaciones, el ministro de Salud porteño, señaló: "El calendario de vacunación todos los años distribuye las vacunas a las obras sociales, a los sistemas prepagos y al gobierno de la Ciudad para que cada ciudadano tenga la misma capacidad, la misma accesibilidad, para llegar a esa vacuna".

Según Quirós, el objetivo es que "cada persona se vacune en los centros de salud privados donde lo hace habitualmente", pero lo que no dice el ministro de Salud porteño es que las obras sociales privadas privilegian a los mayores de 80 años y a los denominados esenciales, sino a todos aquellos que pueden darse el lujo de tener una prepaga.