El juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, informó que dentro de la causa por presuntas tareas de espionaje ilegal vinculadas a las elecciones de medio término en la provincia de Buenos Aires en 2017 (investigación en la que está detenido el supuesto abogado Marcelo D'Alessio), el gobierno de Mauricio Macri ordenó escuchas a estudiantes secundarios de La Cámpora. 

El escandaloso dato surge de los procesamientos de Ramos Padilla contra Pablo Gonzalo Pinamonti, responsable de las “Bases Amba” de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), y Ricardo Oscar Bogoliuk delegado y responsable de la Base Ezeiza. 

Durante 2017, las "Bases AMBA" formaron parte del “Proyecto AMBA” de la AFI, que consistió en la instalación de seis bases de inteligencia en el conurbano bonaerense, con el fin de recopilar y distribuir información de tipo político vinculada a las elecciones de medio término que se desarrollaban en la provincia de Buenos Aires.

Desde el juzgado federal de Dolores informaron que encontraron documentos e informes de inteligencia que dan cuenta de la utilización de las denominadas “Bases AMBA” de la AFI para llevar adelante espionaje político de manera ilegal.

Entre abril y diciembre de ese año, además de espiar a dirigentes políticos, unidades básicas, comités, centros comunitarios, partidos políticos y comedores, la AFI se encargó de espiar al Frente de Estudiantes Secundarios de La Cámpora Moreno, un espacio integrado por cerca de 40 estudiantes de distintas escuelas de entre 16 a 18 años, identificando a su referente Clara Truncellito, quien por entonces tenía 16.

Ramos Padilla reveló que la AFI de Cambiemos espió a estudiantes secundarios de La Cámpora

En diálogo con Página 12, Truncellito, quien hoy tiene 20 años y estudia Derecho en la Universidad de Buenos Aires, dijo: “Cuando me enteré que fuimos espiados, me quedé helada. Hasta que estas cosas no te pasan a vos o a alguien cercano, parecen una ficción”. 

"Fue en la misma época en que pasó lo de Santiago Maldonado. Se hablaba siempre de que podía haber infiltrados en las movilizaciones, pero nunca se me pasó por la cabeza que podía ser espiada", agregó. 

Además, la joven militante del partido bonaerense de Moreno, advirtió "Creo que fui víctima del espionaje después de sacarme una foto con Cristina", dijo. "En ese momento yo era referente de secundarios en Moreno y tenía también mucho contacto a nivel provincial. Era un foco bastante visible, no solo yo, sino todos mis compañeros. Teníamos una militancia muy activa en el territorio", relató e informó que desconoce cómo fue que Cambiemos la espiaba. 

En ese sentido,Truncellito adelantó que quiere presentarse como querellante en la causa por presunto espionaje ilegal durante el macrismo, "y ver toda la pruebas porque sé que hay miles de archivos. Tenían mi número de teléfono y puedo llegar a esperar que me lo hayan pinchado. Lo que puedo asegurar es que me revisaron las redes sociales", concluyó. .