El ex ministro kirchnerista Florencio Randazzo reapareció después de mucho tiempo para proponer una "tercera opción" frente al peronismo y al macrismo. La última vez que participó políticamente fue en 2017 cuando sacó sólo el 6% de los votos en la provincia de Buenos Aires. 

“Una gran posibilidad de que finalmente la sociedad desencantada con el macrismo y desilusionada con este gobierno a poco de andar, este es un gobierno viejo a un año y meses de gestión, seguramente se genera la posibilidad de una tercera vía. Por eso el desafío es ver si podemos lograr romper esa polarización, que tanto daño nos ha hecho, que viene de hace unos cuantos años y que es funcional a algunos dirigentes", describió en diálogo con militantes políticos. 

Randazzo organizó una operación político - mediática a través de Infobae, el único medio autorizado a participar del encuentro virtual. Infobae tiene muy buen diálogo con la embajada de Estados Unidos y con el establishment argentino. El mensaje de Randazzo, entonces, parece claro...

"En 2017 ocurre lo mismo: nosotros planteamos las PASO en un mismo espacio para tener un proceso de legitimación pero no se permitió. Ellos se fueron del peronismo y crearon Unidad Ciudadana para no permitirnos a nosotros tener un volumen de votos determinado", aseguró el dirigente bonaerense sobre las últimas elecciones en las que participó. 

En esa elección de 2017, Randazzo sacó solo el 6% de los votos y quedó a más de 30 puntos de Cristina Fernández de Kirchner, que le ganó con un partido nuevo, creado para la ocasión. En aquella oportunidad, Alberto Fernández fue el jefe de campaña de Randazzo. La derrota humillante obligó al dirigente a alejarse de la política partidaria por un tiempo. 

Todavía no se conoce qué hará en un 2021 electoral, aunque tal vez busque crear un espacio nuevo. ¿Hay espacio político por fuera de la grieta? Se supone que Randazzo está armando con Emilio Monzó, otro dirigente justicialista que apunta a superar la brecha entre macristas y kirchneristas. Hasta ahora, todas esas experiencias salieron siempre muy mal.