Como era de esperarse, Macri quiso aprovechar políticamente a su favor la imagen de Alberto Fernández en la Quinta de Olivos en plena pandemia de coronavirus para festejar el cumpleaños de su pareja Fabiola Yáñez en 2020 y criticó con dureza al jefe de Estado. "Esa foto nos da la sensación de que tocamos fondo", opinó en el programa Desde el Llano, por TN .

En la entrevista con Joaquín Morales Solá, el exmandatario nacional se refirió también a la "Marcha de las piedras" en la Plaza de Mayo y en Olivos para recordar a los muertos por el COVID-19: “Fue un momento de volver a despedirse de los seres queridos, pero sobre todo de mucha indignación que comparto con todos los argentinos. Tal vez el Presidente tocó fondo del valor de la palabra presidencial y esa foto terminó de destruir toda su autoridad moral ”.

“Tres días antes de que saliera la primera foto, él dijo que no había ninguna reunión social en Olivos. Salió la primera foto y dijo que no era verdad. Cuando salió la segunda no quedó más remedio, y aún así no se le escuchó pedir perdón. Es muy grave ”, dijo .

Con relación al préstamo sin precedentes que el FMI le otorgó a la Argentina bajo su mandato, el empresario de 62 años volvió a "pegarle" al oficialismo actual: “La primera mentira fundamental que baten es el crédito del FMI, que es el grupo de países importantes del mundo que ayuda a otros países y por eso presta a una tasa más baja que cualquier banco ".

Según él, el organismo que en aquel momento lideraba Christine Lagarde se "desprende de su dinero para ayudar a un país que cree que está haciendo las cosas bien y cree que hay que apoyarlo, y ese era el caso de Argentina, no este rejunte que es el Grupo de Puebla ... ". No contento Macri continuó: "Estábamos con los países que tienen tecnología que nos querían ayudar, y los que tienen las vacunas buenas que este gobierno no quiso comprar ”.

Según el líder del PRO, "es inexplicable no haber comprado las de Pfizer desde el comienzo". Y, al mismo tiempo, se preguntó irónicamente: "¿Si las hubiesen comprado cuando pudo, porque teníamos prioridad, cuántos argentinos estarían vivos y cuántos familiares no hubiesen estado en esa marcha (de las piedras)? Es una estupidez ideológica. Las vidas no tienen valor, ¿o fue para ahorrar como dijo el Jefe de Gabinete que tenemos? ".

Además de haber afirmado que su tarea actual es “contener a todos los de Juntos en la unidad” y que teme una “ruptura institucional del actual gobierno”, quien tuvo las riendas del país entre el 10 de diciembre de 2015 y la misma fecha de 2019 siguió con un paralelismo sin sentido que ya parece agotado: “Vemos que el kirchnerismo quiere un modelo de someimiento como existe en Venezuela o Nicaragua, donde realmente no funciona la democracia. Eso sucedió no sólo por mérito de Chávez y Maduro, sino también porque la oposición se partió. Entonces, es muy importante seguir consolidando esa unidad y sostener la esperanza de que esta batalla es posible ”.

Fuente: Política Argentina