Mientras la inflación continúa en una constante pero leve desaceleración, con índices que siguen arriba del 3%, el Gobierno nacional no puede darle tregua a las intenciones de algunos sectores empresariales de maximizar ganancias que no se justifican en suba de costos. 

Por eso el Poder Ejecutivo nacional renovará el programa Precios Cuidados, que vence mañana. Como sucedió en las prórrogas anteriores, la extensión será por tres meses más con precios que tendrán un aumento que permanecerá congelado por esos 90 días.

Fuentes de la industria alimenticia le dijeron a Ámbito Financiero que se autorizaron aumentos de entre un 4% y 8%, mientras que desde la Secretaría de Comercio pusieron en claro que las subas en los productos en ningún caso llegarán a los dos dígitos y las empresas aseguran que no alcanza para equiparar el alza de los costos.

Tras el final de Precios Máximos, la cantidad de productos que se sumaron a Precios Cuidados se aceleró hasta llegar a los más de 600 artículos que lo integraron en la última prórroga. Así se transformó en el programa de referencia de mayor envergadura del consumo masivo.

“El porcentaje que nos pasaron fue de 7% y 8%”, confirmó una de las grandes empresas fabricantes de alimentos. Otras compañías del sector tuvieron autorización para subir un 6% y desde la Secretaría de Comercio que conduce Paula Español señalaron que las subas en ningún caso llegarán a los dos dígitos.

Empresas de higiene personal dijeron al mismo medio que el aumento avalado está por debajo del 6%. A diferencia de lo que sucedía con Precios Máximos, las empresas que adhieren a Precios Cuidados lo hacen de común acuerdo con el Gobierno. “Vamos a continuar integrando el programa porque entendemos que es una iniciativa muy importante para nuestros consumidores”, confirmó, por ejemplo, Martín Cabrales, empresario del café.

Otras firmas, sin embargo, aseguran que los porcentajes de aumentos autorizados están por debajo de la inflación y del avance de sus costos. No lo ve de ese modo el Gobierno. Desde mediados del año pasado, en cada intervención de la COPAL resuena fuerte el reclamo por mayores actualizaciones. En distintas ocasiones, Daniel Funes de Rioja, que también criticaba aspectos macroeconómicos con datos incorrectos y así se lo hicieron saber ministros cara a cara, señaló que tienen aumentos atrasados de entre un 20% y un 30%. 

Fuente: Política Argentina