Luego de la lamentable agresión que sufrió el plantel de Boca Juniors a pocas cuadras del Estadio Monumental, el Ministro de Justicia y Seguridad de la Ciudad, Martín Ocampo, presentó su renuncia. 

Se trata del primer funcionario que deja su cargo a raíz del pésimo operativo de seguridad que terminó con la suspensión de la Superfinal que iban a disputar River y Boca por la final de la Copa Libertadores. 

Con la renuncia de Ocampo el macrismo busca calmar la lluvia de críticas que caen sobre la gestión de Cambiemos. Cabe resaltar que Ocampo es amigo de toda la vida del presidente de Boca y aliado de Macri en el Poder Judicial, Daniel Angelici, quién además es el padrino de su hijo, lo que multiplicó las quejas hacía el Poder Ejecutivo.

 

 

"Soy amigo suyo (por Angelici) desde toda la vida, es el padrino de mi hijo. Pero yo no llevo la investigación. Si tuviera que decidir algo con respecto a él, me apartaría. Y no creo que Daniel me pida que intervenga en nada, sería de mal amigo", declaró Ocampo tres años atrás y fue difundido por El Destape.

 

El momento en que todo el Estadio Monumental insultó a Mauricio Macri por los incidentes al micro que trasladaba a Boca.