El fundador de BioNTech, la empresa alemana asociada con Pfizer para el desarrollo de la vacuna contra el coronavirus, Ugur Sahin, se refirió a la pregunta del millón: ¿Cuándo volverá la normalidad luego de que se apliquen las vacunas? 

El científico se mostró cauto y aclaró que habrá que tener paciencia. “La aplicación durante la mitad de diciembre no significará que la situación cambiará drásticamente. Este será un invierno difícil. Empeorará antes de mejorar”, aseguró en relación a la situación en el hemisferio norte, donde sufren una segunda ola. 

Sin embargo, dijo que con la ayuda de la vacuna, “podríamos volver a la vida normal a mediados del próximo año”.

En este momento hay cuatro vacunas en etapa de definiciones: la alemana-norteamericana, una rusa, una china y una británica. Las dos primeras tienen por el momento una eficacia del 90%.