Aunque quiso evitarlo, Mauricio Macri deberá presentarse a la declaración jurada en una causa muy grave. Investigan si fue la cabeza política detrás del espionaje a los familiares de víctimas del ARA San Juan, lo que ya está probado en su existencia. 

Según reseñó El Destape, hay una notable coincidencia entre los hechos de espionaje y reuniones en Casa Rosada entre el propio Macri y Gustavo Arribas, jefe de la AFI. Fueron agentes de esa agencia quienes escucharon a las familias. 

El 15 de enero de 2018, a dos meses de la desaparición del submarino, agente de la AFI siguieron a familiares y confeccionaron informes de inteligencia. Solo una semana después, Arribas se reunió con Macri en Rosada. ¿De qué hablaron? También participó el entonces ministro de Justicia, Germán Garavano. Escandaloso. 

El entonces jefe de la AFI volvió a la Rosada el 26 de enero de 2018. Unos días después, el 3 de febrero, agentes de la AFI espiaron a esposas de tripulantes desaparecidos para “prever cuestiones de agenda”. Las familias pedían por los submarinistas del ARA San Juan. Después, se confirmaría que 44 murieron en el hecho que todavía se investiga. Mientras, las familias buscaban justicia, las perseguía y escuchaba la AFI macrista. Macri deberá explicar si sabía o no.