El embajador argentino en España se mostró hoy a favor de discutir un impuesto extraordinario para las "grandes fortunas" y consideró que "la UCR debería acompañar la idea". Además, remarcó que le sorprende que el radicalismo aún no se haya expresado al respecto.

"Las fortunas más grandes tienen que pagar un impuesto adicional para contribuir en una situación muy difícil. Espero que haya disposición en los sectores económicos más fuertes a aceptar que tienen que hacer un mayor esfuerzo", sostuvo el diplomático en diálogo radial.

Asimismo, aseguró que "la UCR debería acompañar la idea de que las grandes fortunas tienen que pagar por un tiempo, de manera, excepcional un impuesto mayor que el que vienen pagando según el régimen fiscal normal".

"Puede presentar la UCR uno mejor, si tiene; o puede discutir modificaciones a los que existen, pero el partido debería opinar, al menos algunos dirigentes, porque no somos un cuartel en el que sólo opina el presidente del partido", afirmó el funcionario nacional, en alusión al titular del Comité Nacional del espacio, Alfredo Cornejo.

"Yo aprendí de política con mi padre (Raúl Alfonsín) y me decía que en política hay que definirse, que no había que tener miedo a decir cosas que contradigan a la opinión pública. El que no se define tendría que pensar si se dedica a hacer política", expresó contundente el ex presidente.

Alfonsín señaló que "es claro que sorprende" el silencio de los radicales sobre la iniciativa del jefe del bloque del Frente de Todos en la Cámara de Diputados, Máximo Kirchner, e indicó que "hay que conversar, desde luego, con esos agentes económicos o las personas que tienen más fortunas".

Al ser consultado sobre el rol de la oposición en el marco de la pandemia por coronavirus, Alfonsín destacó que "hay dirigentes que están actuando muy bien, con mayor conciencia de que en este momento se necesita espíritu de colaboración y rechazar cualquier tipo de especulación electoralista; y otros que pareciera que no tienen demasiada conciencia sobre lo que supone esta amenaza y se siguen manejando de una manera que no es la más adecuada".

"Hay que terminar de una vez por todas por la grieta y ésta es una buena ocasión para recuperar el diálogo", concluyó.

Fuente: El Destape