La interna de Cambiemos quedó al rojo vivo luego de que el ala dura saliera a cuestionar el encuentro de Cristian Ritondo y Jorge Macri con Máximo Kirchner y Sergio Massa en la Rosada para tratar de acordar el calendario electoral ante la venida de la segunda ola de coronavirus. Desde la línea moderada no se quedaron atrás y respondieron: "Quedaron prisioneros de los trolls". 

El sector encabezado por la ultramacrista Patricia Bullrich y el radical Alfredo Cornejo, cruzaron en público y privado a Ritondo y Jorge Macri por el sólo hecho de reunirse con el oficialismo. Se sabe: el macrismo irracional no quiere saber nada con ningún diálogo.  

"¿Clausuramos lo institucional? ¿No firmamos más convenios? ¿No nos reunimos en el marco institucional?. No soy naif, pero no creo que la solución sea, como intendente, no ir a ninguna reunión más a la que me convoque", describió Jorge Macri. 

De modo informal, y a través de portales cercanos al macrismo, como La Política Online, dejaron trascender: "(Bullrich y Cornejo) Van a la cola de los trolls, que ya ni pueden controlar, son prisioneros de las redes", argumentaron.