Como en 2011, River se expone a irse al descenso si no se presenta a jugar en las próximas dos fechas. Por ello, el titular de la entidad de Núñez, Rodolfo D'Onofrio, podría reveer la medida y pedirle al plantel que deje sin efecto la licencia. Sería un movimiento insólito, luego de defender no presentarse ante Atlético Tucumán de local. 

Tras no jugar por la Copa de la Superliga, el club de Núñez se expuso a una quita de tres puntos, además de los otros tres en disputa, y una multa del valor de 2.250 entradas, según el artículo 109° del Reglamento de Transgresiones y Penas de la AFA.

Sin embargo, el artículo 72 en sus incisos A y B dice que podría perder la categoría si no se presenta ante Talleres en Córdoba (el 21 de marzo) y frente a Argentinos Juniors en Núñez (5 de abril).

No sería la primera vez que River desciende, aunque sí por temas reglamentarios. En 2011, se fue a la B luego de tres años de malas campañas. Su verdugo en aquella oportunidad fue Belgrano, que lo venció en la promoción.