Rodeado de causas judiciales que investigan su accionar y de exfuncionarios de su gobierno, el ex Presidente Mauricio Macri viajó a París junto a su esposa Juliana Awada y su hija menor Antonia.

Sólo en las últimas semanas, la Justicia avanzó en distintas causas que investigan desde una presunta red de espionaje a opositores, una supuesta estafa al Estado con los acuerdos económicos firmados con Edesur y Edenor durante su gobierno, y además sigue adelante la causa peajes, donde ya declaró el ex ministro de Transporte Guillermo Dietrich y fue procesado Nicolás Dujovne, ex secretario de Hacienda del gobierno de Cambiemos. 

Por si eso fuera poco, este miércoles, la jueza María Servini rechazó el pedido de la defensa del ex mandatario que había solicitado que no se perite su teléfono en el marco de la causa por la feroz persecución contra el Grupo Indalo.  

Además, a este contexto hay que agregarle que el viaje de Macri se realiza en el momento más complicado de la pandemia del coronavirus en el país y a semanas de haber realizado un misterioso viaje a Paraguay para reunirse con el ex jefe de Estado paraguayo Horacio Cartés.

El referente de Juntos por el Cambio abordó el vuelo AF 229 de la compañía Air France. El primer destino en su agenda es Francia. Allí hará una cuarentena de dos semanas. Luego el exmandatario se dirigirá a Suiza, donde está la sede de la FIFA y cumplirá actividades vinculadas a su rol como presidente de la Fundación del organismo internacional de fútbol, detalló Página12.

En Suiza, el ex presidente tiene previsto encontrarse con el mandamás de la Federación Internacional, Gianni Infantino, a quien le acaban de abrir una investigación penal por supuestos actos de corrupción.

Macri y su familia regresará a la Argentina el 8 de septiembre. Una vez en Buenos Aires, el expresidente, su esposa y su hija deberán cumplir otra cuarentena de 14 días.