Así lo aseguró el diputado nacional kirchnerista Rodrigo Rodríguez, en relación al decreto 58/2019 que modificó la ley regulatoria satelital. perjudicando a Arsat en beneficio de las grandes empresas de telecomunicaciones. "El decreto de Macri y el desguace de Arsat confirma su desprecio por el patrimonio público, la renuncia a la soberanía satelital y su vocación permanente por garantizar la rentabilidad empresaria por sobre los derechos de la ciudadanía", describió. 

Además, afirmó que "entregar el espectro, un recurso estratégico de las telecomunicaciones, en un marco de híper concentración y un Estado desentendido de la regulación y el control será absolutamente perjudicial para los consumidores".

En esa misma línea, el diputado del Frente para la Victoria afirmó: "La protección mediática de la que goza el gobierno de Macri se nutre de decretos como éste que consolidan la transferencia de recursos públicos a manos privadas".

Por último, Rodríguez afirmó estar evaluando medidas judiciales, aunque destacó que "la Comisión Bicameral de seguimiento de los DNU del Congreso debería tratarlo rápidamente y dictaminar su rechazo".