Otra denuncia más estalló en medio del postmacrismo, esta vez fue Adolfo Rubinstein quien fuera secretaria de Salud de Macri y lo hizo contra otros funcionarios de la misma gestión. El punto es que se privilegió a empresas alimenticias sobre políticas sanitarias que protegían la salud de millones de argentinos.

Todo salió a la luz cuando Rubisntein compartió en su cuenta de Twitter un cuadro con los avances que los consumidores alcanzaron en Perú, Chile, Uruguay y México con las advertencias en las etiquetas de los alimentos. Justamente el exfuncionario señaló que se trata de una asignatura pendiente "de nuestros legisladores".

"Resultados del etiquetado frontal de advertencia de alimentos en Peru. Ya está en Chile, Peru, Uruguay y Mexico. En Ministerio de Salud de la Nación no  pudimos por los obstáculos de la industria alimentaria y su influencia sobre la Secretaría de Comercio. Una asignatura pendiente de nuestros legisladores", manifestó en redes.

Los secretarios de Comercio de Macri fueron en primer lugar Miguel Braun y luego fue reemplazado por Ignacio Werner quien compartió mayor tiempo con Rubinstein en el Gobierno lo que indica que estos dos hombres fueron los responsables de anteponer interes empresariales para boicotear políticas sanitarias.

Adolfo Rubinstein on Twitter

Fuente: Política Argentina