En medio de la tensión mundial por la distribución de la vacuna contra la pandemia Covid-19, el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) y el Centro Nacional de Epidemiología y Microbiología de Gamaleya aseguraron que Argentina tiene garantizada la provisión de dosis de la Sputnik V. Además, informaron que debido a la alta demanda en América Latina "están ampliando la capacidad" para poder así aumentar el ritmo de producción.

Kirill Dmtriev, el titular del RDIF, había dicho este miércoles a la cadena CNBC norteamericana que podía "haber alguna demora en nuestra producción porque estamos incrementando nuestras capacidades. Este es un proceso que nunca encaró el mundo, con la necesidad de cientos de millones de vacunas. Las expectativas tienen que ser realistas”, detalló el portal Página12.

Asimismo, el organismo y el Centro Nacional de Epidemiología y Microbiología de Gamaleya difundieron horas después un comunicado para llevar tranquilidad a los países que se encuentran a la espera de la Sputnik V. "Ahora estamos mejorando las instalaciones ubicadas fuera de Rusia para garantizar el suministro a Argentina y el resto de la región", sostuvieron en el escrito.

Como resultado, explicaron, "veremos un aumento significativo de la producción en el segundo trimestre. Hasta entonces, es posible que algunos lotes presenten retrasos de hasta 2-3 semanas". 

"Sin embargo, Argentina, que ha sido uno de los primeros países en aprobar Sputnik V y con quien hemos establecido una sólida alianza, seguirá recibiendo la vacuna", aclararon. Y agregaron: "Volveremos al programa de entrega original una vez que se complete la actualización. Se informará debidamente a las autoridades sanitarias argentinas con un cronograma ajustado".