Por la crisis económica que atraviesa el país la firma SanCor confirmó el cierre de su planta ubicada en la localidad bonaerense de Lincoln y despedirá a 22 trabajadores. Desde la empresa informaron que llevan a cabo un plan de "reestructuración" que comprende las ventas de activos y cierre de establecimientos productivos, entre otras acciones.

Allí, SanCor poseía la planta de Mendicrim con un total de 22 personas, pero ahora la idea es llevar la producción a Córdoba. Hasta el momento, la empresa y el sindicato no llegaron a un acuerdo para garantizar la continuidad laboral y se verán las caras el 12 de septiembre ante el Ministerio de Trabajo.

Mientras tanto, la empresa se quedó con seis plantas ubicadas en Sunchales, La Carlota, Gálvez, San Guillermo, Balnearia y Devoto. Algunas se encuentran a la venta pero no han conseguido desprenderse todavía.