La científica del CONICET, y actual precandidata a diputada nacional por la lista que encabeza Ricardo López Murphy dentro de la coalición de Juntos, Sandra Pitta, criticó durante una entrevista el manejo que hubo por parte del gobierno anterior con el instituto científico.

"Cuando termina la Alianza, que fue un fracaso, casi cierra el Conicet", recordó Pitta en una entrevista con Clarín. "Ahí hay una herida muy fuerte que la restaña, si se quiere, Néstor Kirchner, cuando recupera el Conicet", agregó, al elogiar la administración del ex presidente.

Al seguir con su explicación, Pitta aseguró que "ese stress post traumático que se vivió después de la Alianza, se vive a través de todos los años del kirchnerismo", porque "el kirchnerismo le dio más importancia a la ciencia, en palabras".

Sin embargo, aclaró Pitta, "empieza una declinación muy fuerte, en 2008, 2009, y ya nadie se animaba a decir que había problemas dentro del sistema, porque había esa deuda hacia el papá Néstor". En ese sentido, de acuerdo con lo relatado por la científica, "llega Macri, y se encuentra con un Estado que estaba en una situación deplorable, algo que no dijo lamentablemente".

"Se encuentra con un Conicet donde el año anterior habían ingresado mil investigadores, una cifra absurda para el presupuesto que teníamos", sostuvo Pitta y agregó: "Con una rejerarquización de nuestros salarios que fue firmada por Cristina Kirchner el día en que se fue".

Al profundizar sobre la situación del Conicet, Pitta insistió con que "si a esto le sumás el condimento de que cuando llega Néstor Kirchner le da mucha importancia a la ciencia -por lo menos discursivamente- y al mismo tiempo hay crecimiento, de investigadores y becarios, es como volverte contra tu padre".

Al criticar al gobierno de Cambiemos, Pitta afirmó que "en Cambiemos nunca entendieron cómo funciona el Conicet" y que "el kirchnerismo tampoco, pero Cambiemos dijo ‘esto funcionó bien, lo vamos a dejar en las mismas manos’.

"Cambiemos tomó muchas medidas, pero es como que tomó la ciencia como algo por fuera de la economía, como una joyita que estaba ahí. Que, aparentemente, el kirchneismo había manejado bien, no la entendían demasiado y lo dejaron todo igual", concluyó.

Fuente: Ámbito