Pasó desapercibida una declaración de la escritora Beatriz Sarlo, quien aseguró: “Me ofrecieron la vacuna contra el COVID por debajo de la mesa y dije ‘prefiero morir ahogada de COVID´".

La frase la disparó en la señal TN y, por supuesto, nadie repreguntó. Porque el aludido era el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, en manos del macrista Horacio Rodríguez Larreta. ¿Funcionarios macristas están ofreciendo la vacuna a amigos o personas cercanas?

Florencia Cahn, presidenta de la Sociedad Argentina de Vacunología, aclaró que las dosis “no se comercializan”. Y le pidió Sarlo que haga la denuncia en la Justicia. “Si tiene pruebas de lo que dice debería presentarlas. Si se ofrece la vacuna comercial es ilegal. Sólo se usan en los estudios clínicos”, aseguró.