Miente, miente, que algo quedará. Finalmente, la intelectual macrista Beatriz Sarlo declaró ante la justicia y aceptó que mintió cuando declaró que le habían ofrecido "una vacuna por debajo de la mesa". En realidad, le propusieron ser parte de una campaña pública de concientización en torno a la vacuna Sputnik V, que consistía en darle una dosis a personas conocidas. 

En su declaración ante el jueza María Eugenia Capuchetti, Sarlo reconoció que el ofrecimiento no fue por debajo de ninguna mesa sino que fue una propuesta oficial del gobierno de la provincia de Buenos Aires, en enero de este año, e incluyó a otras 99 personalidades del arte, las ideas y el espectáculo. De hecho, el propio gobierno lo difundió ante la prensa por esos días. 

La idea acercada desde el gobierno de Axel Kicillof tenía que ver con realizar una campaña de concientización a partir de la vacunación de "famosos". El contexto: una brutal política de desinformación contra la vacuna Sputnik V, llevada adelante por Clarín, La Nación e Infobae, entre otros medios. 

Además, Sarlo compartió el mail que le mandó un responsable de la editorial Siglo XXI, que la invitó a la campaña: “Es una campaña bien pensada (o sea, no le van a dar un uso político berreta, pero claramente es la campaña a favor de la vacunación de la Provincia de BA). Es todo 'por derecha', nada trucho. Mucha gente conocida se va a vacunar y la idea es que después comenten que ya lo hicieron, que se saquen una foto o que su nombre circule en listas de personalidades que dieron el paso”, le escribió Carlos Díaz. 

Ramón Indart on Twitter