Se cae otra operación judicial contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. Se trata de una causa que investiga el desarrollo de la obra pública en Santa Cruz durante el kirchnerismo. Ahora, un contador de la Dirección de Vialidad aseguró que no era cierto que se había pagado por obras que no se hicieron. “Las obras existían”, afirmó. 

Se trata de un testimonio clave, ya que fue el funcionario que estuvo a cargo de la auditoría interna ordenada por el ultramacrista Javier Iguacel sobre las obras en Santa Cruz. 

“Todas las obras estaban dentro del rango del 20% del presupuesto oficial”, afirmó el contador Marcelo Bianchi. Bajo juramento, dejó asentado el apuro con el que las autoridades macristas imprimieron el informe de una "auditoría" cuando recién había asumido el gobierno de Cambiemos. “Tuvimos quince días. Es muy poco tiempo”, dijo, según reseñó Ámbito Financiero.

Bianchi era el testigo que todos querían escuchar. Había sido convocado por todas las partes: la fiscalía, la querella de la Oficina Anticorrupción y casi todas las defensas. La expectativa era alta ya que fue el responsable de la auditoría de la DNV con la que Iguacel inició la denuncia que derivó en este juicio. Los abogados y abogadas de los imputados señalaron desde el primer momento que ese estudio no arrojó irregularidades, a pesar de lo cual el juez y el fiscal de instrucción, Julián Ercolini y Gerardo Pollicita avanzaron con la demanda y lograron llevarla a debate oral.