Patricia Bullrich protagonizó un nuevo cruce en la agitada interna en Juntos por el Cambio, al cuestionar a Margarita Stolbizer por intentar establecer “una vara ética” para medir la pertinencia o no de los candidatos de esa alianza, luego de que afirmara no conocer la presencia de Jesús Cariglino, ex intendente de Malvinas Argentina, en la lista. Bullrich desafió a Stoblizer: “No hay que ser hipócritas”.

La razón por la que Bullrich salió a enfrentar a la titular del GEN fue por la expresión que Stolbizer manifestó cuando se enteró de que compartiría lista de candidatos con Jesús Cariglino, ex intendente de Malvinas Argentina y exponente del peronismo aliado al macrismo que ella había cuestionado largamente.

“Para mí también fue una sorpresa” que él fuera candidato en la nómina de JxC que encabeza el neurocientífico radical Facundo Manes, dijo la ex radical durante una entrevista con IP. “Yo me enteré de cómo era la composición (de la lista) prácticamente después de que estaba hecha. También me sorprendió, pero el hombre este formaba parte de Juntos", agregó.

La reacción de la ex ministra de Seguridad no fue a favor de la armonía y confraternidad entre los nuevos aliados. “No hay que ser hipócritas, Cariglino estuvo y Margarita no. Venir con una vara ética cuando vos fuiste parte de un peronismo que terminó con el oficialismo no me parece adecuado”, lanzó.

Que el ex intendente bonaerense sea candidato de la oposición macrista “no es una novedad", dijo Bullrich. “Todos sabíamos que es parte" de ese espacio, porque ya "en 2019 fue candidato", agregó.

"Necesitamos cambiar la Argentina con los argentinos que se comprometan con este proyecto de país. No podemos importar noruegos”, fue el particular argumento del neurocientífico radical para justificar la presencia del ex jefe comunal como precandidato a diputado nacional.

La lista de Manes enfrentará en las PASO de septiembre a la que propone a Diego Santilli y que es impulsada por el sector que comanda el jefe de gobierno Horacio Rodríguez Larreta, a quien Bullrich también le desafía el liderazgo.