Una nueva mala noticia para Mauricio Macri. La jueza María Servini rechazó el pedido de la defensa del ex presidente de la Nación que había solicitado que no se perite su teléfono en el marco de la causa por el hostigamiento al Grupo Indalo. La magistrada sostuvo que el estudio del teléfono no compromete las garantías constitucionales. 

Macri había presentado una apelación ante la jueza federal María Romilda Servini para impedir que auditen las llamadas entrantes y salientes de su celular. La orden había llegado en el marco de la causa que investiga la mesa judicial M y abarca desde el 1 de enero de 2016 hasta el 31 de agosto de 2019.

La semana pasada, en el marco del expediente 16850/2019 caratulado, “Macri, Mauricio y otros s/asociación ilícita querellante: De Sousa, Carlos Fabián y otro”, la jueza dispuso que para “avanzar en la investigación” se realice el cruce de llamadas de Mauricio Macri, José María Torello, Nicolás Martín Caputo, Fabián Rodríguez Simón, Mario Eugenio Quintana, Javier Iguacel, Alberto Abad, y Leandro Germán Cuccioli, y los empresarios Martín Rappallini, Orlando Terranova e Ignacio Jorge Rosner.

Además, habrá que ver si el celular de Macri no es reclamado desde otras causas judiciales. Se conocieron detalles de la pericia al equipo de un secretario privado del ex presidente, que reveló detalles de los vínculos entre el macrismo y el espionaje ilegal. Empieza a cerrarse el cerco sobre el ex mandatario.