Datos publicados por el Ministerio de Salud de la Ciudad de Buenos Aires describieron que la ocupación de camas de terapia alcanzaba un nivel del 49,5%, el martes un 50,4%, el miércoles un 53,5%, el jueves un 56,6%, el viernes 61,1%, el sábado 64,6% y el domingo llegó al 65,3%.

La Ciudad cuenta con 450 camas de cuidados intensivos para pacientes graves, 1.500 para enfermos moderados y 5.000 para leves dentro de la red de 33 hospitales públicos.

El lunes pasado, las camas de terapia ocupadas eran 223 y este domingo sumaban 294.

Los hospitales públicos porteños asisten al 18,6% de los habitantes de la Ciudad, mientras que el 81,4% restante de la población de la Ciudad está afiliada a algún sistema de atención de la salud.

Desde la Asociación de Médicos de la Actividad Privada (AMAP) informaron a la agencia Télam que la ocupación de camas en las 66 clínicas y sanatorios privados permanecía en un nivel que ronda el 95%, similar a la semana pasada.

"La situación sigue siendo extrema y se sigue agudizando", indicaron desde AMAP y señalaron que "lo que se empezó a observar es que se están abriendo camas críticas con residentes que no están capacitados para atender a pacientes graves".