Un informe reveló que desde que Argentina y el Fondo Monetario Internacional (FMI) firmaron el acuerdo stand-by, ocho de cada diez dólares que entraron al país se fugaron de la Argentina. La salida de divisas supera los U$S 36.000 millones.

El Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV) reveló el preocupante dato, al tiempo que detalló que hasta el momento los desembolsos del organismo fueron hasta el momento U$S 44.867 millones, mientras que la fuga - entre las del sistema formal y de los capitales especulativos- asciende a U$S 36.640 millones.

Por otra parte, el informe apuntó contra el FMI, al afirmar que el organismo de crédito "financió la fuga de capitales, en un proceso claramente insostenible y que incumple los principios reflejados en su propia Acta Constitutiva". Del mismo modo, el documento remarcó que el organismo falló en las proyecciones de evolución del PBI, inflación, nivel de tasas de interés, y volumen de las reservas internacionales.

El crecimiento del PBI que estimó el Fondo fue del 1,5%, y éste cayó un 1,3%. En tanto, pronosticó una inflación del 17%, pero ya es de 54,4%.

Para el caso de las tasas de interés, preveían un nivel del 22,5%, y ahora llegan al 85,3%. En cuanto a las reservas internacionales, proyectaban que fuera a haber U$S 69.000 millones de reservas, pero ahora se estiman en U$S 54.000 millones.

"El mismo Gobierno reconoce, incluso antes de haberse desembolsado la totalidad del préstamo, que la Argentina tendrá problemas evidentes para poder cumplir con los compromisos contraídos en tiempo y forma", concluyó el informe.