El Gobierno oficializó este martes, último día del año, la suspensión del aumento del combustible previsto para este 31 de diciembre.

La medida fue publicada en el Boletín Oficial y había sido comunicada a las estaciones de servicio. El alza iba a ser del 5% en los surtidores, pero el presidente Alberto Fernández resolvió dejarla sin efecto.

Según se informó en el decreto 103/2019, la medida regirá desde este miércoles 1° de enero y el aumento se suspendió hasta el 1° de febrero de 2020.

En el caso de YPF, el precio de un litro de nafta súper iba a pasar a costar casi $ 56, mientras que la premium iba a rondar los $ 64 en Buenos Aires.

Contando la suba, que finalmente dio marcha atrás, estiman que persiste un retraso en los precios que ronda el 10%.

El 1° de diciembre se había producido el último aumento, tras publicarse una actualización del impuesto a los combustibles en el Boletín Oficial.

Fuente: Minuto Uno