Estimamos que se han perdido 1.090.000 puestos de trabajo, cuanto más programas sociales damos, cuanto más ayuda alimentaria tenemos que dar, estamos mostrando en realidad un indicador de pobreza, mostramos que este país no tiene capacidad de crear su propia riqueza con su propio trabajo, vemos sociedades que están más asistidas que un año atrás, por lo tanto son más pobres estructurales, son más dependientes de la asistencia pública. La única solución que hay para esto es crear más empleo...", dijo este domingo 9 de agosto Agustin Salvia, director del Observatorio Social de la Universidad Católica Argentina (UCA), estimando que este año "tendríamos no menos de un 45 por ciento de pobreza". 

"Hay una parte de esos 1.090.000 puestos que puede tener que ver con gente que no considue trabajo y deja de buscar", señaló Salvia en diálogo radial, y sobre los números que grafican la grave situación laboral dejada por la pandemia agregó que "hay cerca 320 mil empleos formales que se perdieron entre el primero y el segundo trimestre del año, eso es de cifras oficiales, del sistema integrado argentino, de los cuales la mitad son asalariados del sector privado, otros 150 mil son monotrobutistas o autónomos, y además hay 20 que son trabajadoras de casas particulares...". 

"Venimos perdiendo desde el año 2018 entre 450 y 500 mil puestos de trabajo, y esto es muy difícil de recuperar en el corto y mediano plazo, es algo que un país para recuperarlo tiene que tardar 5,6, hasta 8 años...", indicó Salvia, puntualizando que "hay que tener en cuenta que esos 320 mil empleos formales de los que hablamos, son un tercio de la gente que perdió el empleo, pero hay otras 600 mil personas del sector informal, asalariados, vendedores ambulantes, cuentapropistas, ha sido un shock fuertísimo para la economía popular". 

"Estamos haciendo ahora el relevamiento, por la pandemia en forma telefónica, son unos 6000 mil hogares, y eso durará hasta fines de septiembre, así que en diciembre daremos los datos", remarcó el titular del Observatorio de la UCA, aclarando que "creemos que la información nos permite tomar conciencia de la situación, si ocultamos los datos debajo de la alfombra no vamos a salir adelante".

"El último informe del año pasado nos dio 40,4% de pobreza en el segundo semestre del año pasado", recordó Salvia, estimando que con el millón de puestos perdidos "nosotros hemos calculado que no menos de 45% es la tasa de pobreza que tendríamos este año, incluyendo dentro de ese porcentaje la importante ayuda económica que está dando el Gobierno a través del IFE, las tarjetas alimentarias, los aumentos en jubilaciones, AUH, todo esto insuficiente frente a la crisis económica, pero  el piso de protección social ha sido mayor, aunque eso sea un indicador de pobreza".

Finalmente sobre el tema de la inseguridad, y si posible relación con el crecmiento de la pobreza, Salvia lo desligó de ese índice y lo vinculó "más con el crecimiento de las desigualdades". "Hay un proceso que tiene que ver con la seguridad, hay desbordes sociales que llaman a la desesoperación, y ponen en juego mecanismo sociales, pero es la desigualdad la que aumenta el delito, no la pobreza", concluyó Salvia. 

Fuente: Diario Perfil