El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) informó la variación mensual del costo de la canasta básica alimentaria (CBA), la cual registró en julio un aumento del 2,1%, por lo que una familia tipo con dos hijos menores necesitaron percibir ingresos por $ 29.002,86 para no caer en situación de indigencia.

A la vez que el aumento de la CBA fue del 58,3% con respecto a julio de 2020. En el caso de un solo adulto, la canasta básica alimentaria pasó de valer $5.529 en julio del año pasado a $9.836 en igual mes de 2021.

Mientras que el costo de la canasta básica total (CBT) , que marca la línea de pobreza, fue en julio de $ 67.576,66. Es decir que registró un aumento mensual del 1,6%, y un incremento interanual del 51,8%.

Respecto a los ingresos mínimos para no caer debajo de la línea de pobreza, en julio una familia compuesta por una mujer de 31 años, otra de 61 y un hijo de 18 años, requirió $53.799, indicó el INDEC.

En tanto que una familia compuesta por un varón de 35 años, una mujer de 31, un hijo de 6 y otra de 8, necesitó $67.577. Y una compuesta por dos adultos de 30 años, y tres hijos entre 1 y 5 años, debió tener ingresos por $71.076 para no ser pobres.

Para un solo adulto, la canasta básica total pasó de un costo de $14.408 en julio de 2020 a valer $21.869 en igual mes de este año.

El dato alentador lo muestra la dinámica mensual del costo de la canasta básica alimentaria, que se infiere del precio de los alimentos, estrechamente ligados con la inflación. Desde el pico registrado en marzo, en la que presentó un aumento mensual del 4,5%, en abril fue del 3,9%, en mayo del 2,8%, en junio repuntó con un 3,6% y el nuevo dato de julio marcó un 2,1%.