A días de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) difundió un informe con los valores de pobreza e indigencia infantil que el Gobierno de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal seguramente hubiera preferido no ver.

A 4 años del "Pobreza cero" que prometío a Macri para a la presidencia, de acuerdo a los datos procesados de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH), el 49,6% de los niños que viven en zonas urbanas son pobres y 11,3% son indigentes. Además, el organismo oficial señaló que los menores de 14 años son los más afectados.

En el último año, la indigencia ascendió del 7,8% al 11,3%, mientras que la pobreza hizo lo propio del 38,2% al 49,6%. El aumento de 11,4 puntos es el equivalente a 1.030.000 nuevos chicos pobres, de los cuales 315.000 son nuevos indigentes.

El informe, viene a marcar una profundización de la crisis, ya que los porcentajes superaron los registros de 2018. En el primer semestre el indicador fue del 39,7% y en el segundo llegó al 46,8%.

Por otro lado, en la clasificación por edades, entre los jóvenes de 15 y 29 años, la pobreza subió del 30,5% al 40,1%. Entre 30 y 64 años, pasó del 21,1 al 29,4%. Por último, mayores de 65 años, de 6,1# al 9,1%. Por eso los menores de 14 años sobresalen por tener la mayor proporción.