En el marco de la segunda ola de coronavirus, que este martes alcanzó un récord de 27 mil casos diarios, el presidente Alberto Fernández anunció, en un primer término, que obtuvo el alta por su positivo de coronavirus.

Asimismo, advirtió que "el virus está lejos de ceder" y lanzó nuevas medidas para el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) que regirán hasta el 30 de abril e incluyen la vuelta de las clases en modalidad virtual, la prohibición de reuniones recreativas en lugares cerrados y la restricción de la circulación nocturna entre las 20hs y las 6 de la mañana, entre otras. 

En ese sentido, el mandatario alertó que el país "multiplicó por más que por 2 la cantidad de contagios en tan solo un mes", y anunció "una serie de medidas que estimo imperiosa tomar en este momento para seguir garantizando aquello que queremos garantizar: no detener el proceso vacunatorio y que el sistema sanitario no se sature", afirmó Fernández. 

"Siento que hay un crecimiento de los contagios sostenidos importante y que en gran medida esos contagios una vez mas se concentran en el Área Metropolitana de Buenos Aires", dijo el presidente. "El problema es el descuido individual de cada uno de nosotros. Lo que más necesitamos es que entiendan que el cuidado individual es central. No solo para que no nos contagiemos nosotros, sino para no contagiar al otro", sentenció. 

En el mismo tono, valoró que el país "cuenta ahora con la vacuna" y aseguró que "siguen llegando, este fin de semana vamos a tener más. Y estamos haciendo un esfuerzo enorme para que el proceso de vacunación no se interrumpa", señaló. 

Más adelante, tras detallar como es el proceso de compra de vacunas, el mandatario alertó que las dosis "están siendo acaparadas por un número muy reducido de países. Nosotros estamos entre esos países que irónicamente tienen cierto privilegio en seguir consiguiendo vacunas y vacunando a su pueblo". 

En consecuencia, Alberto Fernández anunció que decidió para el AMBA que desde las 0 horas del día viernes 16 y hasta el 30 de abril se cumplan las siguientes medidas: 

• Restringir la circulación nocturna entre las 20hs y las 6 de la mañana. "No quiere decir que durante el día se puede hacer cualquier cosa", sentenció el mandatario. 

• Quedan suspendidas las actividades recreativas, sociales, culturales, deportivas y religiosas en lugares cerrados. "Ya esta visto que el problema del contagio no está en las fábricas. No está centralmente en los negocios donde con distancia social se puede atender a los clientes. El problema central está en las reuniones sociales donde la gente se distiende y en ese momento de distracción, de esparcimiento, es mucho más fácil contraer el virus", dijo al respecto el presidente

• Las actividades comerciales cerrarán a las 19 hs. 

• Luego de las 19hs, toda actividad gastronómica funcionará en modalidad de entrega a domicilio.  

Además, el presidente explicó que "para que nosotros podamos seguir adelante con esa vacunación necesitamos inexorablemente restringir los encuentros sociales".