El Gobierno porteño oficializó el uso obligatorio de un tapaboca para circular por la Ciudad de Buenos Aires y advirtieron que la persona que no lo porte, no podrá viajar en el transporte público y se aplicarán multas que van de 10 mil a 80 mil pesos, según el caso.

En conferencia de prensa, el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta; y el vicejefe de Gobierno, Diego Santilli, especificaron que “las personas que van a viajar en transporte público tienen que taparse la boca, el que atiende un comercio y va al comercio tiene que taparse la boca”.

“Tenemos que cuidar al otro no sabemos quién no tiene síntomas. El que trabaja en una almacén, supermercado o comercio habilitado, tiene que taparse la boca, pero también el que va a comprar al negocio. Hay que contribuir a la no propagación del virus”, aseveró Santilli.

En ese sentido, el mandatario porteño advirtió que la multa para el que no cumpla con esto va de “10 mil a 80 mil pesos” y precisó que “en caso de comercios, incluso se puede llegar a la clausura o la inhabilitación”.

También, aclararon que reforzarán los controles en el transporte público para que se cumpla con el uso del tapaboca: “Vamos a controlar que la persona que suba al colectivo tenga un tapaboca, sino no va a poder subir”.