Sergio Massa fue una de las figuras centrales en el lanzamiento de los candidatos que disputarán las elecciones dentro del Frente de Todos en provincia de Buenos Aires.

El presidente de la Cámara de Diputados tomó el micrófono para presentar a los candidatos Victoria Tolosa Paz y Daniel Gollán, acompañado por el presidente Alberto Fernández, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, el gobernador Axel Kicillof, el intendente de Escobar, Ariel Sujarchuk, entre otros.

En su discurso, puso en valor el trabajo del Gobierno nacional durante la pandemia, y aseguró que en esta elección se ratificará el compromiso asumido en 2019 que quedó "en pausa" por la pandemia.

"Vamos en septiembre y en noviembre a elegir diputados, para ayudar a nuestro presidente a ratificar un contrato que firmamos en 2019 con la ciudadanía pero que desgraciadamente la pandemia puso en pausa", aseveró.

Massa le puso un poco de pimienta a la campaña con dardos y tiros por elevación contra los candidatos de Juntos por el Cambio, especialmente Diego Santilli y María Eugenia Vidal. "Aparecen candidatos que pasan de un lugar a otro como si no importara si uno tiene arraigo por el lugar en el que vive a la hora de gobernar", sostuvo.

También mostró el disgusto por las "soluciones mágicas" que atribuyó a "quienes cerraron y explotaron escuelas y hablan de la educación, a quienes endeudaron a la Argentina y hablan de salud económica".

En ese sentido, apuntó a una agenda orientada a la "recuperación productiva" y al "rol del Estado" en la etapa que viene. "Creemos en un Estado que proteja, que abrace, no que abandone a la buena de dios. Creemos en la gestión pública y privada, en la sinergia que podemos llevar adelante", sintetizó.

En su discurso no dejó de mencionar al campo, con la meta de lograr que "exporte más y con más valor" y al sector energético, pero también al mercado interno, en el sentido de "bajar costos y hacer competitivo el trabajo de los argentinos, con una actitud protectiva hacia las PYME y hacia el ingreso".

"En el congreso no se resuelven las escuelas, se resuelve el presupuesto educativo, que el año pasado se bajó y este año se volvió a subir. Se resuelven leyes como el impuesto a las ganancias, que impidió que más de 2 millones de argentinos sintieran que les robaban un pedazo del esfuerzo", explicó.

"Vamos a volver a la escuela, al teatro, al cine, a los bares, a las canchas de fútbol, cuando le ganemos a la pandemia. Y cuando le ganemos a la pandemia le vamos a ganar también al escepticismo, a los que apuestan al fracaso de la argentina", agregó el exintendente de Tigre, que remató con una frase contundente: "Gobernemos para todos y sigamos trabajando por esa esperanza que le tenemos que devolver a los argentinos".

Fuente: Data Diario