Después de las cartas en las que varios funcionarios pusieron la renuncia a disposición del presidente Alberto Fernández, Sergio Massa citó a todos los dirigentes del Frente Renovador que están en el gobierno para una reunión en la sede del partido en la Ciudad de Buenos Aires. Frentes cercanas a Massa aclararon que "por ahora" no irá al Gabinete y seguirá en su actual cargo.

Massa convocó a los dirigentes de su espacio que ocupan cargos importantes en el gobierno nacional. Entre los funcionarios convocados a la reunión están el ministro de Transporte, Alexis Guerrera; la presidenta de AySA, Malena Galmarini; y el titular del ENACOM, Claudio Ambrosini. Massa los llamó para tomar posición frente a las renuncias generalizadas de las últimas horas. Massa estuvo reunido con distintos dirigentes del Frente Renovador tras la derrota del domingo y les pidió ser "medidos" en las declaraciones y evitar la sobrexposición. "Sergio es muy medido y no quiere nada de exceso", resumen cerca de él en relación a evitar hacer declaraciones pos derrota electoral y que puedan tensar la unidad del Frente de Todos.  

Otros funcionarios que políticamente responden a Massa son Martín Marinucci (titular de Trenes Argentinos), José de Mendiguren (titular del Banco de Inversión y Comercio Exterior), Diego Giuliano (secretario de Transporte de Nación) y Marcela Passo (exfuncionaria de Transporte y actual candidata a diputada nacional).

Si bien en el último tiempo se lo mencionó como posible reemplazo de Santiago Cafiero en la Jefatura de Gabinete o al mando de un importante ministerio, desde su entorno aseguran que "por ahora" no ocurrirá.

Fuente: El Destape