La periodista ultramacrista Viviana Canosa no está pasando por su mejor momento en América 24. Hace días que no va a trabajar porque asegura no "sentirse bien" aunque insiste en descartar que fuera COVID. Sin embargo, sus compañeros no le creen y presionaron antes las autoridades para que no vaya a trabajar con síntomas compatibles con esa enfermedad. 

"Se acaba de ir mi médico. Me recomendó unos días más de descanso para evitar recaídas. Ya falta menos! Los quiero y los extraño. Nos vemos muy pronto! #VivianaConVos", escribió en redes sociales Canosa. Y luego mostró una foto de un supuesto certificado donde indica que no tiene COVID. Sin embargo, todavía no presentó el test correspondiente en el canal. 

Por eso, tanto sus compañeros como el gremio de empleados de la televisión pusieron el grito en el cielo y le pidieron a las autoridades que no dejaran trabajar a Canosa con síntomas compatibles con el coronavirus y sin un PCR negativo. Más de una vez, al aire, Canosa negó la existencia de la enfermedad y despotricó contra los estudios de evaluación. 

Como siempre, Canosa jugó al límite pero esta vez le pusieron límites. Porque, finalmente, la conductora hace días que no va al canal y se sospecha que buscó una excusa para evitar forzar a las autoridades del canal a tomar medidas en su contra.