Sigue la presión del oficialismo sobre magistrados que el macrismo considera como "kirchneristas". El juez platense Luis Federico Arias, titular del Juzgado Contencioso Administrativo, fue acusado de tomar parte en causas cuya competencia pertenecía a otros fueros. Fue suspendido del cargo y será sometido a juicio político por presunto mal desempeño.

El tribunal de enjuiciamiento que sesionó en el Senado de la provincia de Buenos Aires resolvió por unanimidad que los fundamentos para que se inicie un proceso en contra de Arias son válidos, y se procedió a su suspensión como  titular del Juzgado Contencioso Administrativo.

El magistrado, considerado como "kirchnerista" por el macrismo, falló en varias causas en contra de lo exigido por Cambiemos, como ocurrió en el conflicto de los docentes o en el caso de los tarifazos. "Esto es una caza de brujas y una persecución ideológica”, aseguró Arias. Diferentes organizaciones sociales y de derechos humanos realizaron un "abrazo solidario" en La Plata para apoyar al juez suspendido.

El cuerpo los senadores que falló por unanimidad contra el juez, Luis Federico Arias, fue integrado por Roberto Costa (Cambiemos), Jorge D'Onofrio (Frente Renovador) y Héctor Vitale (Peronista) y los diputados Pablo Garate (Frente Renovador) y Marcelo Feliu (FpV-PJ): todos ellos finalizan su mandato el próximo mes, aunque Costa, D'Onofrio y Garate seguirán siendo legisladores hasta el 2021. En tanto, los conjueces que actuaron fueron Alejandro Molea (Lomas de Zamora), Osvaldo Pisani (San Isidro), Ambrosio Botarini (Pergamino), José Apaz (San Martín), Fabián González (Morón).