"La empresa de comida rápida ocultan que hay trabajadores enfermos de Coronavirus, sucedió en los locales de Once, Recoleta y Caballito. Solo en este último, a través de la organización de los trabajadores lograron aislar a los compañeros que habían estado en contacto. Necesitamos urgente elementos de higiene y testeos masivos para todos los trabajadores".

La grave denuncia fue realizada por Felipe Sánchez, miembro de La Red de Jóvenes Precarizados, Informales y Desocupados.

Por la pandemia, la empresa de comida rápida cerró sus puertas al público pero mantuvo el sistema de envíos a domicilio. 

Además, desde la organización destacaron que muchos recibos de sueldos llegan con descuentos, a pesar de que la empresa se sumó al programa estatal que subsidia la mitad de los salarios.