Un sector del michettismo sueña con pelear por la sucesión de Horacio Rodríguez Larreta en 2023, cuando el reelecto jefe de gobierno deba dejar la Ciudad tras cumplir dos mandatos. Será otra interna intensa en el macrismo, con grietas por todos lados. 

En 2015, Gabriela Michetti perdió la interna con Larreta, elección en la que el propio Mauricio Macri jugó en público a favor del actual Jefe de Gobierno. Para calmar las aguas, Michetti fue elegida para ser la candidata a vicepresidenta de la fórmula de Cambiemos.

Ahora, con Cambiemos fuera de Casa Rosada, se espera que las internas en el macrismo salten por el aire. En primera línea, estará la disputa entre María Eugenia Vidal y Macri, que promete ser muy intensa.